Acoso cibernético: la amenaza a los jóvenes

Abigail García y Tatiana Gardner, son alumnas de la clase de español que imparte la maestra Laura H. Castillo en la preparatoria Ernest McBride de Long Beach. Ellas participaron en el curso de Periodismo que se impartió en el plantel a cargo de Long Beach Al Día. Esto fue gracias a los fondos que recibió la maestra como parte del programa  "Keeping History Alive 2014-2015", que se otorgan a los maestros que imparten K-12th grade en el condado de Los Ángeles, con el apoyo de "Helen and Will Webster Foundation" y  "The Ahmanson Foundation".  El reportaje de Abigail y Tatiana fue seleccionado para ser publicado en esta revista digital porque fue más allá de los requisitos dictados para escribir un artículo o reportaje en el curso.

EL ACOSO CIBERNÉTICO

De Abigail García y Tatiana Gardner

Long Beach , California. 1 de julio del 2015 - En la sociedad en que vivimos hoy en día se escucha raramente hablar sobre los niños que roban el almuerzo o el dinero para comprarlo. Ahora más bien escuchamos casi todos los días sobre cosas que han pasado en línea (internet).

Algunas personas quizás han leído ó escuchado comentarios negativos hacia ellas cuando están en las redes sociales. Esta forma de hostigamiento se llama acoso cibernético, que se da cuando usas cualquier aparato electrónico para enviar mensajes de odio o propagar rumores sobre otro individuo en línea. El hostigamiento cibernético es la forma más común de acoso entre los adolescentes.

De acuerdo a las estadísticas de acoso, 1 de cada 3 jóvenes ha experimentado amenazas cibernéticas por internet. Este es un tema serio que debe parar. La gente no se da cuenta del efecto que tiene en la otra persona, hasta que es muy tarde.

Entrevistamos a seis personas para ver si el acoso cibernético ha afectado su vida. Encontramos que dos de ellas fueron víctimas de los comentarios que alteraron sus vidas cuando fueron acosadas en el internet, es decir, cuando las personas hicieron comentarios negativos sobre ellas. Algunas jóvenes pasan por alto el acoso cibernético, diciendo que todo lo que debe hacer es apagar tu computadora y ese es el fin del problema. Sin embargo para Kelly, de 20 años, este tipo de ataque le cambió su vida. Cuando le preguntamos si el acoso cibernético la afectó a largo plazo, ella dijo que "definitivamente sí. Sufrí de depresión y  desorden alimenticio y todo lo que las personas decían definitivamente prolongaron mí desajuste físico y emocional. Esto definitivamente me quebró mentalmente. No me sentía bien conmigo misma, o alrededor de la gente.”

Las personas pasan por alto el acoso cibernético y no piensan que es un gran problema, pero es una de las principales razones por las cuales muchos adolescentes se han suicidado.

Ariana Smith, de 15 años habló sobre el efecto que ha tenido en ella el acoso cibernético."Me llevó a hacerme daño. Pensé en suicidarme todo el tiempo y me he distanciado de muchas personas. También me convirtió en anoréxica y  ahora estoy luchando contra eso. Algunos días quiero darme por vencida. Apenas puedo funcionar apropiadamente. Hay algo que falta en mi interior. No estoy mentalmente o emocionalmente estable. Me ha afectado mucho. Arruinó mi vida. Nunca seré la misma de nuevo, no se me puede arreglar, ya estoy muy lejos."

El acoso cibernético se detiene eventualmente cuando la víctima recibe ayuda. Aunque algunas personas no lo ven como un problema real, tampoco se dan cuenta que los sobrevivientes son acechados por las palabras de odio y las mentiras sobre ellos.

Cuando la batalla cibernética acaba, las víctimas de la batalla tienen que enfrentarse constantemente con ellas mismas, algunas quedan con cicatrices mentales y físicas como resultado. Ariana agregó que "escucho voces que solo repiten todas las cosas que la gente ha dicho sobre mí. Tengo que ir a terapia, porque tengo tendencias suicidas y depresión. Escucho todo tipo de cosas y las creo. Esto realmente me mata."

“La juventud tiene que unirse positivamente para acabar con la “moda de acosar” en el internet a otros. El acosador solo busca atención negativa al sentir placer cuando hace sentir mal a otros. ¿Acaso tú eres ese acosador?", pregunta Ariana.

 

Foto: Prohibida la reproducción total o parcial de la fotografía. Propiedad de Long Beach Al Día.

Photo not for use without consent of Long Beach Al Día

Sé el primero en comentar

Deja un comentario