EDITORIAL

Una vez más se celebra el Día de los Caídos (Memorial Day), para recordar a nuestros soldados que dieron su vida para proteger a nuestra nación. Hoy en día, en que el país esta pasando por un momento de cambio sin dirección fija, es importante recordar nuestros aciertos y nuestros errores. Recordar que somos un país de inmigrantes, un país con una diversidad única en donde todos los ciudadanos tenemos derecho a expresar nuestras opiniones, a movilizarse para realizar cambios, a proteger nuestros derechos fundamentales de la Constitución, sobre todo: la libertad de religión y la libertad de expresión. ¡No hay cabida para el odio racial!

Sin embargo, dos personas murieron apuñaladas el pasado viernes en un tren de Portland, Oregón después de que trataran de detener a un hombre que comenzó a insultar a dos jóvenes musulmanas. El presidente Donald Trump le tomó dos días para enviar un mensaje diciendo que el hecho era "inaceptable", ¿inaceptable?.

Desafortunadamente no tenemos líderes políticos ni demócratas, ni republicanos, a nivel nacional. Los primeros, divididos como nunca antes, perdieron la oportunidad de ganar la presidencia posiblemente si hubieran apoyado a Bernie Sanders. Aún después del descalabro de Hillary Clinton, el divisionismo y la falta de visión del partido demócrata se hace más profunda.

Por otro lado, los republicanos se la han pasado, desde que comenzo el nuevo cuatrienio, tratando de desmantelar algunas de las acciones que el presidente Obama logró en sus 8 años de administración. Y al mismo tiempo tratan de cubrir las acciones de Trump y la zozobra social que ha creado en el país, ignorando las repercusiones que éstas podrían tener.

Es tiempo de que los dirigentes del país se unan para tomar una decisión por el bien de la nación, por nuestros soldados y más que nada por nuestras futuras generaciones.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario